El maltrato infantil

El maltrato pude definirse como la acción u omisión, no accidental, por parte del padre,
la madre o la persona responsable legal del menor, que amenaza su seguridad o impide
la satisfacción de sus necesidades básicas.

La identificación de las situaciones de desprotección y, en particular, de las situaciones de
maltrato es el primer paso para poder intervenir sobre ellas y restaurar el derecho de cada
menor. Una situación de desprotección es aquella en la que la satisfacción de las necesidades de un menor es insuficiente y el disfrute de sus derechos se ve vulnerado. Las distintas situaciones de desprotección que nos podemos encontrar son:

  • Situaciones de riesgo
  • Situaciones de desamparo
  • Circustancias familiares graves

La protección de la infancia y la identificación de las situaciones de maltrato es responsabilidad de toda la ciudadanía, y, especialmente, de quienes trabajan en el ámbito educativo, social y sanitario. Sólo a través del abordaje integral y multidisciplinar se puede intervenir ante el maltrato infantil, la coordinación interinstuticonal de los recursos sanitario y no sanitarios es imprescindible.

El término maltrato engloba situaciones muy diferentes que comparten una serie de características y tienen, todas ellas, un denominador común: comprometen el
desarrollo integral del menor.

Captura de pantalla 2016-07-06 a las 12.28.35.jpg

El maltrato infantil es una realidad compleja, en la que confluyen factores y circunstancias
socioculturales (como la presencia de la violencia en la sociedad), psicológicas (como la falta de habilidades en las personas adultas) y económicas (como la pobreza extrema).

Técnicas para su identificación

Para la identificación y el manejo de las situaciones de maltrato infantil, pueden utizarse diferentes instrumentos como: manuales, protocolos o guías… y diferentes técnicas.

Los servicios de protección de algunas Comunidades Autónomas han publicado guías para
facilitar el trabajo de cada profesional en la identificación de indicadores y la detección del
maltrato. Ejemplos:

Cada caso de maltrato se puede clasificar a través de los indicadores… pero esto no deja de ser piezas pequeñas de información que permiten sospechar de la situación.

Tipos de maltrato

Los más frecuentes que encontramos son el maltrato físico y la negligencia:

Captura de pantalla 2016-07-06 a las 12.31.49.jpg

También es maltrato:

Captura de pantalla 2016-07-06 a las 12.32.06

  • El maltrato combinado: Síndrome de Munchausen por poderes, maltrato prenatal, explotación laboral, abandono

Abordaje de las situaciones de maltrato

Captura de pantalla 2016-07-06 a las 13.14.59.jpg

La identificación de una situación de maltrato es la primera de una serie de actos en los que intervienen diferentes enticades y personas: centro de salud, centro educativo, policía…

A continuación os dejamos con unas guías de abordaje para la detección y actuación desde el ámbito educativo y sanitario:

La mejor actuación contra el maltrato es la que previene y frena su aparición.

Para ello, diferentes programas e iniciativas promueven el respeto y los buenos tratos, al tiempo que atienden situaciones de riesgo y favorecen la integración de la familia y menores. Algunas de estas iniciativas son:

Otras guías sobre el maltrato:

  • La regla de Kiko. Es una guía para padres y cuidadores de niños de entre 3 y 7 años elaborada por el Consejo de Europa para proteger a los niños contra el abuso sexual.

Implicaciones en la salud mental

  • Produce efectos negativos sobre el desarrollo del niño, tanto a corto como a medio y largo plazo.
  • Gran influencia en la génesis y la evolución de diversos trastornos mentales de la infancia (del vínculo, de adaptación y conducta, afectivos, escolares, somatoformes, etc.).
  • El maltrato puede ser consecuencia de otros trastornos del contexto social, escolar, familiar, y/o del propio niño maltratado.
  • En muchos casos una intervención adecuada requiere el concurso de tratamientos psicológicos y psiquiátricos.

 

 

 

La relajación, una intervención enfermera (IV)

En la entrada de hoy vamos a hablar de la meditación.

La intención de esta técnica es centrar la atención en algo que no sean los pensamientos relacionados con la causa del estrés pero sin negar la existencia de estos pensamientos. De esta manera, aceptamos que somos distintos a nuestros pensamientos y que tenemos la libertad de observarlos sin implicarnos en ellos. Muchas de estas técnicas son adaptaciones de meditación oriental y se basan en centrar la atención en el momento presente (mindfulness) o en un estímulo concreto.

¿Qué es SueñOn?

SueñOn® es una campaña impulsada por enfermer@s y dirigida a toda la sociedad (profesionales de salud, gestores, pacientes) con el fin de promover el descanso de las personas hospitalizadas.

Es un proyecto que surge por la necesidad de abordar el problema de interrupción de sueño en los pacientes hospitalizados y su consecuente falta de descanso. La propuesta se basa en dos frentes de actuación:

  1. Empoderar a los profesionales de la salud, liderados por enfermería, para que puedan cambiar sus rutinas usando las recomendaciones que propone la evidencia y,
  2. Establecer de un plan de comunicación para que el mensaje llegue a la población en general a través de los profesionales que les cuidan, las asociaciones de pacientes y los medios de comunicación social.

Decálogo para favorecer el descanso de las personas hospitalzadas

Cqsnsj4WcAAPgrx.jpg

Nos parece muy buena inciativa la puesta en marcha de este proyecto, por eso queremos participar en su difusión y ser CUIDADORES DEL SUEÑO.

Por las condiciones de nuestra unidad (Unidad de Hospitalización de Salud Mental Infanto-Juvenil) pudimos instaurar desde su apertura en 2011 muchos de los puntos que desde sueñOn proponen, observando desde el primer momento los beneficios del descanso de los pacientes. Desde Mentalízate animamos a que más unidades y compañeros se unan a esta campaña.

Y tú, ¿Cuidas el sueño de tus pacientes?

Desde el siguiente enlace te puedes sumar de manera individual a la campaña SueñOn.

La relajación, una intervención enfermera (III)

Hacia finales del siglo pasado Emil Cou ya comenzó a utilizar el pensamiento para tratar síntomas físicos. Pero fue Carl Jung quien empezó a hacer uso de estas técnicas para la curación. Desde ese momento, las terapias Junguianas y gestálticas han desarrollado diferentes técnicas de reducción de estrés a través de los poderes imaginativos de la mente.  Entre las distintas modalidades de desarrollar la imaginación os vamos a explicar brevemente las tres siguientes: la  visualización, las imágenes dirigidas y escuchar música.  Aunque haremos más hincapié  en la más común de ellas, las imágenes dirigidas. Por ello aportaremos algún guión ejemplo de esta técnica.

Además hoy os daremos información sobre el entrenamiento autógeno. Su autor, Schultz empezó a hacer uso de esta técnica a través de la hipnosis. Se propuso conseguir la relajación muscular  y de las paredes de los vasos sanguíneos a través de sensaciones de pesadez y calor. De esta manera, consiguió un procedimiento eficaz en el que se llega a un estado pseudo-hipnótico  en el que se induce la relajación y el control voluntario sobre los procesos de SNA.

Técnica de la imaginación activa

Imágenes dirigidas

Entrenamiento autógeno

La relajación, una intervención enfermera (II)

Como ya hablamos la primera entrada sobre este tema, la respiración es la base de la mayoría de técnicas de relajación. En ella intervienen tres movimientos, inhalación, exhalación y pausa respiratoria entre ambos.

Hoy os explicaremos cómo realizar respiración diafragmática guiada y cómo hacerlo con conciencia plena.

Por otra parte también os vamos a explicar en qué consiste la técnica de relajación muscular progresiva, también llamada de Jacobson haciendo mención al profesional que la desarrolló. Se basa en la relación que se establece entre tensión y ansiedad, por ello se trata de entrenar  la relajación de los diferentes grupos musculares para facilitar que estas desaparezcan.

¿Cómo realizar respiración diafragmática guiada y cómo hacerlo con conciencia plena?

 

Técnica de relajación muscular progresiva

 

En próximas entradas seguiremos profundizando sobre las intervenciones de enfermería relacionadas con la relajación.

Sexting, ¿Cómo podemos prevenirlo?

El sexting consiste en la difusión o publicación de imágenes o vídeos de tipo sexual, producidos por el propio remitente, principalmente a través del teléfono móvil o por otros dispositivos tecnológicos (tabletas, portátiles, etc.). El término sexting es un anglicismo que proviene de: “sex” (sexo) y “texting” (envío de mensajes de texto a través de los teléfonos móviles); en español también se conoce como sexteo.

Las imágenes o vídeos son realizados por el mismo remitente de forma voluntaria, o bien son realizados por otra persona, pero quién las protagoniza presta su consentimiento para ello, al menos de manera inicial.

RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN

 

Los adolescentes tienden a no compartir con los adultos las experiencias que llevan a cabo en el entorno digital y los padres desconocen en un gran porcentaje las actividades que los menores realizan. Esta situación conlleva una falta de comunicación que repercute negativamente en el caso de existir una práctica irresponsable en el uso de internet que pueda originar una situación de riesgo.

 

Recomendaciones para padres

  • En función de la capacidad para sobreponerse y la personalidad de cada adolescente, las consecuencias podrán ser más o menos graves, es por ello que el entorno más cercano al menor ha de estar en alerta a cualquier cambio conductual que se pueda presentar en su rutina diaria.
  • Se recomienda establecer unas normas de uso de forma conjunta y consensuada.
  • Es recomendable que los padres y madres o tutores asuman el pago de la factura del teléfono móvil, puesto que el riesgo de practicar sexting es mayor entre aquellos menores de edad que pagan sus propias facturas telefónicas, al fomentarse así su autonomía y sensación de anonimato.

Recomendaciones a trasladar a los menores

  • Conocer la importancia del cuidado de la imagen online. Una imagen publicada en Internet es muy difícil de eliminar y además podrá ser accesible a multitud de personas, al perderse el control con un solo envío. Por ello hay que tener presente que la información que creemos de nosotros mismos en el presente puede perjudicarnos en el futuro.
  • Ser muy conscientes de a quién se le envían las imágenes, pues cuanta menor confianza se tiene con el destinatario, más posibilidades existen de que esas imágenes se reproduzcan después. Se aconseja incluir algún mensaje del tipo “esto es sólo para ti” o “únicamente para tus ojos”, dejando claro que no se desea que se reenvíe la foto o el vídeo.
  • Tener cuidado con no enviar la imagen a un número equivocado, ya que se puede producir un error involuntario.
  • Evitar que aparezca el rostro en las imágenes u otros rasgos, como lunares, cicatrices, piercings o tatuajes: así se impide la identificación en caso de reenvío.
  • Asegurarse de que la imagen no lleva coordenadas de geolocalización. En algunos casos, los teléfonos móviles tienen activada la función de GPS, de forma que se añaden automáticamente las coordenadas de las fotos que se hacen. Esto puede suponer un peligro añadido en caso de difusión de la foto o robo del dispositivo, ya que terceras personas pueden saber dónde se han tomado y localizar al menor, pudiéndose producir casos de ciberacoso o grooming.
  • Borrar siempre las imágenes atrevidas de los dispositivos móviles o del ordenador, ya se hayan producido o recibido, pues estos pueden ser robados o extraviados.
  • Hablarles sobre la diferencia entre relaciones sentimentales, de amistad…, sanas, marcadas por el respeto, y las que pueden perjudicarles, ya que se basan en los celos, la posesión y la manipulación.
  • Evitar el sexting cuando se está muy excitado o eufórico, ya que ciertos comportamientos, como el envío de imágenes atrevidas, tal vez no se realizaría en condiciones normales.

 

 

 

En el caso de que un adulto reciba imágenes de sexting producidas por un menor, ya sea el propio menor quien se las envía o se hayan recibido través de un tercero, tiene la obligación de denunciarlo y de borrar dicho material ya que la recepción y posesión por un adulto de las imágenes de sexting de un menor (así como el reenvío de éstas a otro adulto) constituye un delito de corrupción de menores. Por otro lado, si un adulto envía imágenes sexualmente explicitas de menores a otro menor, se expone a un delito de provocación sexual.

En tal caso, los hechos deben denunciarse ante los organismos competentes para ello. Es conveniente, además, aportar pruebas gráficas del material vejatorio (correos, Whatsapps, comentarios en foros, fotos, etc.) que se hayan podido producir a raíz de la publicación de las imágenes de sexting.

Para interponer denuncias en caso de que el sexting constituya un delito…

  • Guardia Civil (Brigada de Delitos Telemáticos). Oficina de Atención al Ciudadano.
  • Policía Nacional (Brigada de Investigación Tecnológica).

BIBLIOGRAFÍA

Síndrome de Morris, el pseudohermafroditismo masculino

 

Supongamos un caso hipotético:

Una niña que nace sana y sin ninguna complicación. Según crece, es una preciosidad de cría. Más adelante, entra en plena adolescencia. Tiene 12 años, 13 años…16 años, es completamente normal salvo en una cosa: no le ha llegado la menstruación. Los padres la llevan al ginecólogo, quien estudia el caso, y entre otras pruebas le realiza una ecografía abdominal. La sospecha aparece, el doctor realiza otras pruebas y su hipótesis se confirma.

Reúne a los padres en la consulta y les da el diagnóstico: “Su hija no tiene la menstruación ni la tendrá, porque en realidad su hija es genéticamente un varón. Padece el síndrome de Morris”

Se trata de una insensibilidad congénita a los andrógenos (las hormonas responsables de los caracteres sexuales masculinos) transmitida por un gen materno recesivo ligado al cromosomas X responsable del receptor de andrógenos. Por tanto, el fenotipo será femenino: los genitales externos son femeninos con una vagina corta y ciega, con desarrollo mamario (gracias a los estrógenos producidos en los testículos) y amenorrea primaria (falta de regla) y ausencia de vello púbico y axilar (debido a la insensibilidad androgénica).

El Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos (SIA, AIS = Androgen Insensitivity Syndrome) causa una interrupción del desarrollo del sistema reproductor en el feto. En el SIA el feto es concebido con cromosomas sexuales masculinos (XY). En el interior del cuerpo las gónadas embrionarias se desarrollan y comienzan a producir andrógenos. Pero estas hormonas masculinas no pueden completar el desarrollo masculino debido a una rara insensibilidad de los tejidos del cuerpo a los andrógenos. Así pues el desarrollo de los genitales externos continúa en la línea femenina (la “ruta por defecto”), pero el desarrollo de los órganos internos femeninos ya había sido detenido por una hormona  (FMI o Factor de Inhibición Mulleriano) producida por los gónadas fetales.

La sensibilidad del tejido a los andrógenos es controlada por un gen en el cromosoma X, el SIA es una afección recesiva ligada al cromosoma X, heredado por vía materna (aunque en un tercio de los casos se produce por una mutación espontánea). Una madre que es portadora del gen defectuoso tiene 4 posibilidades de concepción con la misma probabilidad cada una de ellas (25%): XY sin SIA, XX no portadora, XX portadora y XY con SIA. El SIA es biológicamente una condición intersexual, en la que los órganos reproductivos/genitales están en desacuerdo  en distintos grados con el cariotipo. (Esto es completamente distinto a la  transexualidad o disforia de género).

Lo verdaderamente fascinante en el cuerpo de una mujer con síndrome de insensibilidad al andrógeno es otra cosa. Los andrógenos son los responsables de las espinillas que tantos traumas provocan en la pubertad, así como de la alopecia, tanto en los hombres como en las mujeres. Pues alguien sin andrógenos no tendrá que recurrir nunca a cremas para el acné ni tampoco a crecepelos: mostrará una piel lustrosa, casi de muñeca, y una pelo igualmente denso y abundante, también como el de una muñeca; Barbie, para más señas.

Los andrógenos también son los responsables de que nos salga pelo por todo el cuerpo. Así que las mujeres sin andrógenos presentan unas axilas y un pubis totalmente limpios de vello, acaso con restos de una ligera pelusa muy fácil de depilar. No en vano, muchas de las modelos y actrices de cuerpos esculturales que hoy se adoran sufren esta carencia de andrógenos que incide en el desarrollo de los genitales pero, por contrapartida, otorga unos beneficios estéticos que arruinarían a las clínicas de belleza. Porque las mujeres que sufren este síndrome también suelen tener grandes pechos y ser muy altas, aunque la razón de esto último aún no está muy clara.

Lo más irónico de estos iconos eróticos superdesarrollados es que constituyen fraudes darwinianos. Llaman ostentosamente la atención del sexo contrario con su aspecto de modelos de pasarela, tal y como lo harían las hiperbólicas colas de los pavos reales, pero el fin de tanta atracción no es, como acostumbra, la reproducción. Porque las mujeres con síndrome de insensibilidad al andrógeno también son estériles, jamás podrán tener hijos. Como maniquíes. Como estatuas perfectas de Venus. Las mujeres más saludables y femeninas no se pueden replicar, sólo se contemplan como si estuvieran exhibidas en el viril de un museo.

 

Bibliografía

https://iguanamarina.wordpress.com/2012/03/30/si-la-naturaleza-duda-crea-una-mujer/

http://es.paperblog.com/sindrome-de-morris-el-pseudohermafroditismo-masculino-de-anne-igartiburu-480984/

http://www.xatakaciencia.com/genetica/la-belleza-esteril-el-sindrome-de-insensibilidad-al-androgeno

http://grapsia.org/content/view/12/27/

 

 

La relajación, una intervención enfermera

Las técnicas de relajación han sido objeto de un gran interés desde muchos ámbitos dada su importante asociación con el estrés.

El estrés es un hecho habitual en nuestras vidas. No solo respecto a sucesos negativos sino también a positivos. Nuestras experiencias estresoras provienen de tres fuentes básicas: nuestro entorno, nuestro cuerpo y nuestros pensamientos.

Nos podemos sentir estresados por una ruptura sentimental pero también por el comienzo de una relación; por el fallecimiento de un ser querido o por el nacimiento de otro.

Se ha encontrado igualmente relación entre el estrés y muchos otros padecimientos físicos tales como dolor de cabeza, úlcera péptica, artritis, colitis, diarrea, asma, arritmias cardíacas, problemas sexuales, trastornos circulatorios, tensión muscular e incluso cáncer.

Se puede reducir el estrés debilitando la influencia de los estímulos desencadenantes, aumentando los recursos y las posibilidades de control por parte del sujeto, practicando técnicas que influyan en los procesos fisiológicos y modulen la actividad del sistema nervioso, etc.

Los primeros modelos teóricos empleados en el tratamiento de la ansiedad, postulaban que generar respuestas fisiológicas antagónicas a la ansiedad debilitaría el impacto de las situaciones que la provocan.  Así la relajación se ha convertido en un componente básico de los tratamientos para todos los trastornos con una base de ansiedad.

Nuestra intención con esta entrada y las sucesivas es que aprendáis a utilizar técnicas de relajación en relación a los síntomas que experimentéis.

Hoy os presentamos una tabla muy sencilla y posteriormente iremos colgando varias técnicas de relajación:

  1. Comenzaremos por la respiración, base de la mayoría de estas técnicas. Posteriormente os mostraremos como usar la relajación muscular progresiva tanto en su versión para adultos como en niños.
  2. Más adelante colgaremos información sobre cómo hacer uso de diferentes formas de imaginación  para conseguir la relajación, así como el uso del entrenamiento autógeno.
  3. En esta tercera entrada hablaremos de la meditación, que nos servirá para recordar la técnica de mindfulness que ya comentamos en su momento.
  4. Daremos fin a este bloque temático con una breve entrada sobre relajación completa que combina varias estrategias de relajación y es de práctica habitual en la asistencia clínica.

Trastornos sexuales: Parafilias

Hace varias semanas estuvimos hablando de las disfunciones sexuales como un trastorno de la sexualidad. Esta semana vamos a hablar de otro trastorno: las parafilias (del griego παρά, pará: ‘al margen de’, y φιλία, filía: `amor’).

CONCEPTO Y CLASIFICACIÓN

Las parafilias se caracterizan por una alteración en el objeto o la expresión de la gratificación sexual (ver tabla 1). Para considerarse parafilia, la actividad sexual debe caracterizarse por una preferencia por el uso de objetos no humanos para lograr la excitación sexual, por imponer humillación sexual o sufrirla, o por la implicación de compañeros sexuales que no consienten en la relación.

No existe un consenso para establecer un límite preciso entre el interés sexual inusual y la parafilia. Incluso existe debate sobre si alguna de las consideradas parafilias deberían figurar en los manuales de diagnóstico o no.

tabla 1

Tabla 1.

Las parafilias más frecuentes son las siguientes:

exhibicionismo...

Se considera que las desviaciones sexuales tienen 3 aspectos:

la conducta no se adapta...

EPIDEMIOLOGÍA

Las parafilias son relativamente infrecuentes en la práctica psiquiátrica. La mayoría de los casos se detectan únicamente cuando solicitan tratamiento o si surgen problemas legales.

 

ETIOPATOGENIA

factores

 

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS, EVOLUCIÓN Y PRONÓSTICO EN LAS DISTINTAS PARAFILIAS

Las parafilias se suelen establecer en la adolescencia y se dan en su gran mayoría en hombres, aunque también en mujeres. Los trastornos psíquicos concominantes son frecuentes, entre ellos destacan el abuso de sustancias, trastornos del estado de ánimo y los trastornos de personalidad.

los fetichistas...

MANEJO CLÍNICO DE LAS PARAFILIAS

Este tipo de trastornos suelen ser tratados en la atención especializada, pero los profesionales no psiquiatras deben tener la información y las habilidades necesarias para poder realizar un adecuado manejo y derivación hacia el especialista.

Evaluación de las conductas parafílicas:

motivo de consulta

En cualquier sujeto que consulte por problemas sexuales se deberá realizar una evaluación psicosexual completa:

  • Información y conocimientos sobre la sexualidad
  • Edad de inicio y evolución de las conductas sexuales (masturbación, contactos sexuales…)
  • Historia de relaciones sexuales
  • Orientación e impulso sexual
  • Disfunciones sexuales
  • Experiencias sexuales parafílicas
  • Prácticas sexuales en la actualidad

 

Consideraciones sobre el tratamiento:

Los objetivos del tratamiento deben ser claros desde el principio y no se debería imponer ningún tipo de tratamiento si el paciente no lo desea:

adaptarse...

En el caso de que el objetivo del tratamiento sea el de cambiar el objeto de excitación, será necesario abordar los siguientes puntos:

  • Animar al paciente a que establezca relaciones no parafílicas
  • Abordar la inadecuación sexual mediante técnicas basadas en la introspección y técnicas conductuales como las utilizadas en las disfunciones sexuales
  • Promover el interés por actividades gratificantes que ocupen el tiempo que antes el sujeto dedicaba a las conductas parafílicas
  • Disminuir la masturbación con fantasías parafílicas y animar al paciente a que utilice fantasías más adecuadas para su caso

 

Técnicas psicológicas específicas para los trastornos parafílicos:

circulo

Tratamiento farmacológico de las parafilias:

  1. Antiandrógenos: actúan periféricamente reduciendo los niveles séricos de testosterona y centralmente reduciendo el impulso sexual. El objetico es reducir las fantasías parafílicas al tiempo que se evita la disfunción eréctil.
  2. ISRS: para reducir tanto las fantasías parafílicas como las conductas impulsivas.
  3. Antipsicóticos y antidepresivos cuando la parafilia se asocia a esquizofrenia o una depresión mayor.