Adherencia al tratamiento

La falta de adherencia al tratamiento es uno de los problemas que encontramos cuando tratamos con pacientes crónicos. Se estima que un 20-50 % de pacientes no toman su medicación como está prescrita, aunque la tasa de incumplimiento varía según patología y/o evolución de la misma.

Las situaciones en las que se puede observar una falta de adherencia al tratamiento son diversas. Algunas son consecuencias del olvido, de la confusión… pero también puede dejar el tratamiento voluntariamente por temor a reacciones adversas, percepción de ausencia de mejoría, creencias de que la medicación es excesiva o innecesaria…

Hay que individualizar todo lo posible la intervención para aumentar la adherencia al tratamiento. Para abordar el problema la clave está identificar cuáles son los factores que la propician, y esto permitirá diseñar las estrategias individuales para corregirlas y evitar sus graves consecuencias.

Con la evidencia disponible no se puede afirmar que haya una intevención mejor que otra para mejorar la evidencia. La combinación de intervenciones parace la mejor estrategia.

Los diagnósticos de enfermería relacionados con la adherencia al tratamiento son:

  • Incumplimiento del tratamiento
  • Manejo inefectivo del régimen terapéutico

Algunas de las intervenciones de enfemería más frecuente extraídas del NIC para los diagnósticos propuestos son:

  • Enseñanza: proceso de enfermedad (NIC 5602)
  • Enseñanza: medicamentos prescritos (NIC 5616)
  • Facilitar la autorresponsabilidad (NIC 4480)
  • Escucha activa (NIC 4920)
  • Asesoramiento (NIC 5240)
  • Apoyo emocial (NIC 5270)

Los enfermeros tenemos un papel activo en el seguimiento y supervisión del tratamiento farmacológico (sobre todo si se trata de administración depot), pero no debemos quedarnos sólo ahí, hay que establecer una adecuada relación terapéutica, mostrar disponibilidad, aceptación, escucha activa, sensibilidad… ayudando al paciente a conseguir un grado de autonomía, centándonos en las dificultades y problemas que presentan el seguimiento del tratamiento en el día a día del paciente.

¿En qué consisten los programas psicoeducativos de adherencia al tratamiento?

Los objetivos básicos del programa son:

  • Informar y educar al paciente
  • Participación del paciente en grupos de apoyo
  • Mejorar la comunicación enfermera-paciente
  • Reforzar el buen cumplimiento
  • Determinar el papel que desea interpretar el paciente en su tratamiento
  • Trabajar las preocupaciones reales del paciente
  • Averiguar cuales son las expectativas del paciente
  • Evitar la jerga médica

Estos programas constan de diferentes etapas:

1. Primera entrevista:

  • Trata de evaluar los conocimientos del paciente, a fin de  poder plantearnos estrategias para asegurarnos su cumplimiento.
  • A través de una entrevista distendida profundizaremos en los hábitos de vida, recursos personales y familiares del paciente y sobre el grado de concienciación y confianza que tiene el paciente para cumplir el tratamiento.
  • En ésta y sucesivas entrevistas debemos tener la habilidad suficiente para averiguar el nivel de conocimientos que el paciente tiene sobre su enfermedad y concretamente sobre su tratamiento. Para ello, se le formularán preguntas que respondan a estos términos: conocimiento de la enfermedad, indicación y motivo del tratamiento, conocimiento del régimen terapéutico incluyendo nombre de los fármacos, dosis, frecuencia y conocimientos sobre los efectos adversos.
  • Así mismo, es preciso conocer el estilo de vida del paciente, horarios y actividades cotidianas para poder, posteriormente, establecer un esquema individualizado de administración de fármacos.

2. Información sobre el tratamiento:

  • Se centra principalmente en los medicamentos que está utilizando el paciente. En el caso de los pacientes que inician tratamiento se les dedicará tiempo necesario para clarificar dudas sobre ellos.
  • Es importante saber cuál es el lugar que ocupa el tratamiento para el paciente y su voluntad de cumplirlo.
  • Hay que suministrar la información del tratamiento prescrito, intentando implicar lo máximo posible al paciente. Para conseguir dicha implicación, debemos hacer saber al paciente que entendemos sus dudas, lo que le ocurre y que por eso se le ofrece ayuda y colaboración

3. Evaluación de la información:

  • Se evalúan los niveles de información con respecto a los medicamentos y la enfermedad comparándolos con los resultados obtenidos en la consulta de ingreso.
  • También se evalúa la voluntad de cumplir el tratamiento a partir de la información que nos proporciona la observación de su conducta ante las diferentes tomas.

Dentro de las dificultades que tienen los pacientes para cumplir el tratamiento, una de las más relevantes es que les cuesta entender y/o seguir las instrucciones, y más cuando se utiliza un lenguaje científico para explicarselo.

Tenemos que tener en cuenta el nivel de conocimentos del paciente y adaptar la información, hay que ponerse en el lugar del que aprende y prever sus dificultades. Hay que tener en cuenta que muchos pacientes carecen de conocimientos sanitarios elementales y muchas veces olvidamos este punto.

La actuación de enfermería, por lo tanto se centra en el apoyo al paciente. Los puntos clave consisten en informar enfatizando sobre las dudas surgidas en la consulta médica, ampliando conocimientos y detectando al posible incumplidor, planificando con el equipo asistencial las estrategias de intervención.


Bibliografía: