Cómo afecta la separación a los hijos.

Una separación supone una de las experiencias más estresante y dramáticas a las que puede enfrentarse un niño. Implica en la mayoría de los casos una serie de cambios emocionales y sociales. 
 bigstock-couple-and-divorce-16585682
Sin entrar en las causas del conflicto, hay casos en los que es inevitable e incluso conveniente esta separación, esta nueva situación origina una serie de cambios:
  • A nivel familiar: relación con la madre, padre, hermanos…
  • A nivel social: en la percepción de los valores aceptados y transmitidos por la sociedad
  • Comunitarios: en la interacción con amigos, profesores, colegio, cambio de domicio…
  • Socioeconómicos….
  • Salud Mental: roles familiares, control del comportamiento, desarrollo afectivo…

Los niños/as responden con emociones diferentes, dependiendo de su nivel de desarrollo, capacidad de adaptación y sexo. Desde superarlo y tener un funcionamiento normal, hasta padecer trastornos emocionales (depresión, ansiedad) para el resto de sus vidas.

Diferencias según sexo (mujeres mejor adaptación):

Niños:

  • Mayor agresividad física y verbal
  • Menor integración social, mas aislamiento, están más tiempo con niñas/os más pequeños
  • Problemas de conducta
  • Menor obediencia
  • Mayores índices de fracaso escolar

Niñas:

  • Menor conflictividad en general
  • Mejor adaptación en la edad infantil, tanto global como escolar
  • Peor pronóstico si aparecen conductas antisociales
  • En la adolescencia cierto rechazo hacia relaciones con chicos

Diferencias según la fase evolutiva del niño:

Los preescolares:

  • Comportamientos regresivos
  • Temen a ser abandonados por los padres
  • Tienen sentimientos de culpa, creyendo ser ellos la causa de la separación
  • Trastornos de sueño, irritabilidad, llantos, agresividad e inhibición durante el juego

Entre 7-8 años:

  • Cuadros depresivos
  • Esperan ansiosos el retorno de padre
  • Aunque la vidad familiar preseparación fuera conflictiva desean una reconciliación
  • Están enfadados y culpan a la adre de la pérdida del padre, sobre todo los niños

Entre 9-12 años:

  • Toman parte por uno de los dos padres
  • Están muy pendientes de los compromisos y comprtamientos sexuales de los padres
  • Disminuye su rendimiento escolar

Los adolescentes:

  • Son más capaces de entender a los padres
  • A veces son profundamente críticos con ellos
  • Agunos parecen madurar rápidamente, tomando roles de mayor responsabilidad en casa
  • Algunos pueden estar muy afectados

ACTITUDES HACIA EL NIÑO:

  • Necesitan saber que seguirán siendo cuidados
  • Que no se perderán en el proceso que ya ha cambiado su vida
  • El padre o madre seguirá con el él aunque no viva en el mismo domicilio
  • Conocer las “razones”, según la edad que han motivado la separación, sobre todo que no son los causantes, sino que es decisión de los padres.
  • Obtener “el permiso” para querer a los dos padres
El divorcio y los hijos. Salud Mental Infanto-juvenil, guía para padres.
Cuando la familia cambia. Guía para ayudar a los hijos a una adaptación positiva ante los procesos de separación o divorcio.